top of page

Diario Crítico (Espagne)

Casarte en el Titanic ya es posible ¡Te lo contamos!


Si este verano estas pensando en casarte...esta información te interesa porque será posible realizar una pedida de mano en la famosa barandilla del Titanic al sonido de "My Heart Will Go On" de Céline Dion, pero hay que atreverse a bucear, ¡claro!


El buceo de 2 horas a una profundidad de 3800 metros se llevará a cabo a bordo de un sumergible que permitirá a los 2 enamorados viajar casi de forma autónoma.


La agencia ApoteoSurprise, especializada en la creación de pedidas de mano extravagantes en París, ha lanzado un nuevo servicio de 1 millón de euros que permite a los Jack o Rose del siglo XXI pedir la mano de su enamorado/a, reproduciendo la escena más icónica de la película de James Cameron.


¿Dónde hay que ir?


En la ciudad costera de St. John's, ubicada en la provincia canadiense de Terranova y Labrador, la pareja se encontrará con la tripulación de la expedición y subirá a bordo del barco que los llevará al lugar del naufragio del RMS Titanic, 2 días después.


¿Cómo es la experiencia?


Después de recorrer 400 millas náuticas en el Océano Atlántico Norte, acompañados por un líder de expedición junto a un par de científicos, los 2 enamorados se entrarán en un submarino de alta tecnología diseñado para la exploración de grandes profundidades.


Comenzará el descenso. Poco a poco, el mundo subacuático irá mostrandose y extrañas formas de vida incoloras desfilarán frente a la ventana panorámica del submarino.


En esas 2 horas de descenso los novios/as alcanzarán el fondo marino a 3800 metros y verán criaturas bioluminiscentes, pecios y objetos personales que pertenecieron a los pasajeros del barco.


Entonces llega el momento esperado: los restos del RSM Titanic, que han estado durmiendo en la oscuridad durante más de un siglo, surgirán. Para todos, la incredulidad dará paso a un abismo de emociones.


El sumergible se elevará a lo largo de la monumental pared de acero y remaches, se deslizará junto a las ventanas y durante casi 2 horas explorará cada rincón del transatlántico más famoso de la historia, incluyendo la cubierta de paseo, las cabinas de los oficiales, la sala de radio, el puente del capitán, el vestíbulo de la gran escalera, entre otros lugares.


De repente, al sonido de la famosa canción Dion, surgirá la proa del barco y su famosa barandilla. Y los 2 enamorados reconocerán de inmediato el lugar de la icónica escena de amor entre Kate Winslet y Leonardo DiCaprio.


En ese preciso momento, el pretendiente se convertirá en "el rey del mundo": sacará el estuche de su bolsillo y le pedirá matrimonio a su amada/o, entre los aplausos de los demás miembros de la tripulación. A la pareja se le entregará un ramo de rosas y el pretendiente celebrará con champán el momento más romántico de sus vidas.


Laura Conde


bottom of page